Grandes empresas españolas ponen en marcha la meditación entre sus directivos y empleados

meditacion-empresas opt

Es una gran noticia que algunas grandes empresas españolas estén empezando a poner en marcha, para ayudar a sus empleados a mejorar la concentración, talleres de mindfulness, una forma de meditación que pone en práctica la atención plena al momento presente. Tras los beneficios obtenidos en el campo médico y educacional, la práctica de esta técnica milenaria de la tradición budista se extiende al mundo de los negocios.

 

Uno de los principales temas de discusión del año pasado en Davos (El Foro Económico Mundial World Economic Forum, WEF o también llamado Foro deDavos , una fundación sin fines de lucro con sede en Ginebra) fue el cerebro humano. El mindfulness aparecía en el lenguaje económico y de negocios y daba cuenta de la dimensión que esta disciplina está adquiriendo en las altas esferas. La meditación empezó a introducirse en 2010 en firmas como General Mills o Google y ya es rutina en compañías de Silicon Valley y otras más convencionales como Bank of America.

¿Por qué la meditación es cada vez más popular en el ámbito empresarial?Mónica Esgueva reflexiona sobre ello en su libro Mindfulness. Una guía práctica (Ed. Zenith):»Se están abriendo a la meditación porque han escuchado los beneficios probados por las investigaciones científicas y por el éxito que está teniendo en Estados Unidos. Los estudios demuestran que quien lo practica reduce el estrés, es más productivo, más feliz y goza de mejor salud. Se convierten en personas más comprensivas y compasivas y les da herramientas para resolver problemas».

Empresas españolas que meditan

La cervecera Mahou San Miguel ha puesto en marcha este año por primera vez talleres de mindfulness donde se explica a los equipos el concepto y se les ayuda a buscar la conciencia plena. «Mejora la gestión de las emociones y ayuda a prevenir la ansiedad o la depresión», dicen desde la compañía.

Esgueva también desmonta una teoría que había desterrado a esta disciplina de la oficina : «El mindfulness no incluye la renuncia a ganar dinero ni está a favor ni en contra del capitalismo. Algunas personas en el mundo de los negocios me han confiado sus preocupaciones sobre si la meditación volvería a los ejecutivos demasiado blandos o les haría incapaces de despedir a empleados cuando deban hacerlo». Son esos mitos los que han ralentizado el proceso de implementación en las empresas. «No se puede confundir con técnicas de relajación. La atención plena es un proceso muy complejo que requiere de un guía y al que hay que dedicarle 30 minutos diarios», explica la experta Carmen Serrat-Valera.

Como podemos ver aunque de una manera más tardía que en los países anglosajones, el mindfulness está calando en las empresas españolas. Mahou San Miguel ha puesto en marcha este año por primera vez un taller por el que ya han pasado 80 personas. En él, los equipos reciben una formación presencial para adquirir hábitos de conciencia plena que luego puedan poner en práctica en su día a día. «Se adaptan a la jornada laboral y por él también han pasado algunos de los miembros de la máxima dirección de la compañía», asegura la Dra. Paloma Fuentes, Jefa de Bienestar Emocional y Felicidad de la compañía.

En Repsol ahora están poniendo en marcha con grupos piloto unos talleres más estructurados para «desarrollar la inteligencia emocional y mejorar la relación con el cliente interno y externo», afirman. Están trabajando para estructurar estos talleres, que han empezado con una sesión a la semana, de tres horas de duración, durante cuatro semanas en horario laboral. «Hace unos años comenzaron a realizarse las sesiones autogestionadas por los propios empleados y ahora entendemos que es el momento de ir más allá. Se van a realizar unos grupos piloto y a partir de los resultados, decidiremos cómo avanzar», explican desde la Dirección de Personas y Organización de Repsol.

Pero, ¿será una moda pasajera? «Hay que estar abiertos a las sugerencias que los trabajadores nos hacen y a nuevas realidades como es la meditación. De todo lo que incorporamos, permanecen aquellas iniciativas mejor valoradas por quienes lo prueban». -afirman en Mahou San Miguel-, que están pensando en extender la iniciativa a otros centros y ciudades.

En la sede de L’Oréal España también se ha realizado un proyecto piloto de curso de mindfulness como parte de la política de la compañía para mejorar la calidad de vida de sus empleados. Según la firma, se está considerando implantarlo en un futuro, pero sin unos plazos para ello. Quién sabe, quizá en la próxima edición de Davos los 30 minutos de meditación formen parte de la agenda del día.

 

 

 

Artículos Relacionados