La medicina de la simbiosis del Dr. Scheller

dfxcfbfgd.png

El uso de la Información y de las Bacterias Benéficas para Nuestra Salud ha sido bien estudiada por el Médico Naturópata Ekkehard Scheller que ha entendido la relación entre la Consciencia y la Salud, no sólo a nivel individual sino también la Salud de la Especie Humana. En sus propias palabras, muchas de las enfermedades actuales son un reflejo de la Consciencia Humana hacia sí misma y hacia el Cosmos. Hoy, muchas enfermedades se deben a una proliferación de desarrollos parasitarios en nuestro organismo, que nos muestran las consecuencias que tienen lugar cuando el ser humano se llega a comportar como un parásito con respecto a si mismo, con la Naturaleza y el Cosmos.

Es necesario un nuevo paradigma para afrontar con éxito los retos de salud, medioambiente y realidad que estamos viviendo. Las antiguas formas de entender la realidad, el ser humano y su relación con el Cosmos no nos ayudan a adaptarnos a los cambios. Estos cambios y retos exigen una nueva cosmovisión.  Concebir al Ser Humano fuera o aparte de la Naturaleza, del Cosmos, ha generado la mayoría de los desequilibrios que hoy amenazan nuestra existencia.

Es Necesario un Nuevo Paradigma 

Sólo medicinas, economías, sociologías, psicologías y demás disciplinas que tengan en cuenta al Ser Humano como un Todo en conexión con toda la Especie Humana, con la Naturaleza, con el Micro y Macrocosmos pueden aportar las soluciones para que podamos crear una realidad que se adapte a las leyes que nos permiten dar pasos hacia delante, creando un mundo mejor.

¡Se acabaron los enemigos! La visión que considera ajeno, extraño y enemigo a todo aquello que desconocemos no ha hecho mas que generar realidades hostiles para los demás y para nosotros mismos, en vez de generar posibilidades de Colaboración y Simbiosis. 

La interpretación generalizada que se ha hecho sobre la Teoría de la Evolución de Darwin afirma que sólo sobrevive el más fuerte. Sin embargo, el más fuerte sólo puede “sobrevivir” un tiempo limitado si está sólo.Hay una Ley Universal que nos permite crear realidades mejores y favorables para la existencia de todo ser vivo, se llama:

La Simbiosis 

La Simbiosis, es la Ayuda Mutua,  es una Colaboración en la cual Ambas Partes de una Relación Ganan y hacen posible una Realidad Mejor para Ambas.  La Medicina de la Información o el Método Scheller entiende que el ser humano ha de establecer relaciones de simbiosis consigo mismo y con su entorno, esto permite una salud plena. La Simbiosis es Equilibrio y el Equilibrio es Salud. 

Si los seres humanos nos relacionamos como un parásito con respecto a nosotros mismos, con respecto a los demás,  a la Naturaleza y al Cosmos, dando prioridad a nuestros propios intereses, ¿cómo podemos pretender que esta actitud no tenga consecuencias sobre nuestra vida?

Esta consciencia es la que ha causado los desequilibrios que hoy nos han llevado a vivir este mismo desarrollo parasitario en nuestro organismo, siendo la causa de múltiples enfermedades.

Cultura en contra de los Gérmenes y las Bacterias

Esta visión y consciencia que ve como un enemigo o extraño = exterior o ajeno a mi a la Naturaleza es la que ha generado la cultura bactericida que hoy vivimos y las nefastas consecuencias para nuestra salud. Los descubrimientos de Louis Pasteur han salvado a millones de vidas, sin embargo, Pasteur postuló que el germen es el enemigo de nuestra salud, mientras esté fuera y lejos de nosotros estamos sanos, pero si entra en nuestro organismo enfermamos.

Esta concepto sobre el germen y las bacterias, ha desarrollado un tipo de medicina con algunos medicamentos que atacan y matan a todos los gérmenes, tanto los que son benéficos para nosotros como aquellos que son hostiles. Estos gérmenes al verse atacados han encontrado formas de adaptarse, mutar y sobrevivir, volviéndose más fuertes y agresivos.

La Organización Mundial de la Salud advierte sobre las múltiples cepas de bacterias que son cada vez más resistentes a todos los medicamentos antibióticos y que ponen en serio peligro nuestra salud. Por esto mismo hecho, los ámbitos donde mayor higiene y asepsia se quiere tener, como un hospital, es donde se han desarrollado las bacterias más mortíferas como la Clostridium Difficile. 

Esta visión nos ha llevado a vivir una realidad hostil. Hemos de tener en cuenta que si consideramos como enemigo a las bacterias, nos enfrentaremos a un enemigo con millones de años de adaptación, evolución y supervivencia.

jkhkgh.jpg

Los Simbiontes microgérmenes de vida y las bacterias benéficas y nocivas

El germen no es malo en sí, como su propia palabra dice es germen, semilla de vida, no es un enemigo, sólo desempeña una función dependiendo del ámbito en el que se encuentra. En nuestro cuerpo hay una infinidad de Simbiontes o Gérmenes de Vida, que tienen la información de cómo ha de funcionar nuestro organismo en simbiosis con la Naturaleza, y cuya principal función es generar y mantener la vida. La cantidad y la calidad de estos simbiontes se pueden determinar mediante el uso de tecnologías como el Microscopio de Campo Oscuro y la Radiónica Cuántica.

Siempre que el ámbito en el que viven,  la información e influencias que reciban estos simbiontes sean las adecuadas para nuestra propia naturaleza realizan la simbiosis de forma óptima y desarrollarán sus funciones en equilibrio. Sin embargo, si el ámbito en el que viven y las influencias que reciben se vuelven hostiles para ellos, si la información que reciben es contraria a la que tienen, los simbiontes se adaptan a la nueva situación para sobrevivir y pueden transformarse en formas parasitarias.  En vez de trabajar para nosotros, van a trabajar para su propia supervivencia y adaptación a un ámbito más contaminado y hostil para la vida.

La contaminación del aire, del agua; el consumo de  alimentos desnaturalizados, industrializados, sin luz, sin vitalidad, sin la información creadora que contienen las semillas. Antibióticos en exceso; sustancias tóxicas, químicas y metales pesados; pensamientos de estrés y de dualidad o separación generan influencias negativas para nuestra salud y  para los simbiontes. Esto causa que el organismo se vuelva un ámbito contaminado, ácido, lleno de tóxicos y contaminantes más propicio para la putrefacción que para la fermentación. Este ámbito contaminado es propicio para el desarrollo y vida de microorganismos encargados de la disolución de la materia y la vida, es decir, para los parásitos.

En el momento que nuestro cuerpo se vuelve un lugar más contaminado, cuando estamos en contacto en el ambiente con bacterias, virus, hongos o mohos que son nocivos para nosotros, estos encuentren un hogar ideal para quedarse debido al ámbito que se ha generado.

La Medicina de la Información o Simbiosis de Ekkehard Scheller 

Ante esta situación se hace necesaria una Medicina que nos ayude a recuperar la Simbiosis, una medicina respetuosa con la vida, con los simbiontes y las bacterias, permitiéndonos recuperar la información adecuada para nuestra salud y que nos ayude a generar el ámbito idóneo para los simbiontes y las bacterias benéficas. 

El ser humano está formado por millones de células humanas, y por billones de microorganismos como las bacterias, que intervienen en todos nuestros procesos. Tenemos aproximadamente 2.500 cromosomas humanos y 2.500.000 de cromosomas microbianos. 

La flora bacteriana en el intestino, en las mucosas, en la piel tiene un papel determinante sobre nuestra salud. El intestino es el Segundo Sistema Nerviosos más Importante en nuestro Organismo, llamado también Segundo Cerebro, debido a sus más de 100 millones de neuronas que generan el 90% de los neurotransmisores de la felicidad como la Serotonina o Dopamina. Las bacterias de nuestra flora intestinal refuerzan nuestro sistema inmunológico.  Una medicina respetuosa con la vida generará tratamientos que tengan en cuenta a nuestras bacterias y simbiontes, estableciendo relaciones simbióticas con ellos. 

La Medicina de la Información de Scheller gracias a al uso de computadoras de Radiónica Cuántica crea Tratamientos Personalizados,  Infopatías,  que nos proporcionan la información necesaria a nuestro organismo para recuperar el ámbito necesario para la salud, logrando que todos los desarrollos parasitarios en nuestro cuerpo reviertan y vuelvan a convertirse en amistosos simbiontes o si procedían del exterior, impidiendo que nuestro cuerpo sea un ámbito adecuado para su proliferación. 

De este modo, con una medicina respetuosa con la ley de la simbiosis, el ser humano puede recuperar el equilibrio de la salud y ser consciente de la importancia de establecer relaciones de colaboración y ayuda mutua con todo lo que existe.

 

Equipo Scheller España

Para más información: Instituto de Medicina Celular Scheller

www.sanacioncelular.com

info@sanacioncelular.com

Tfno. 91 113 82 88

 

Artículos Relacionados