Lo que entendemos por buenas vibraciones explicado según la mecánica cuántica

good vibes
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

 

El físico cuántico Amit Goswami en el año 2006 hacía estas afirmaciones “Los físicos cuánticos hemos descubierto que no existe sustancia física en el interior de los átomos; las subunidades que los componen están formadas por vórtices invisibles de energía extremadamente potente, el equivalente a nanotornados y no por material tangible”.

Los átomos están compuestos por vórtices de energía, ello significa que las moléculas que están compuestas por átomos son también vórtices de energía y los seres humanos compuestos por billones de células somos vórtices de energía, es decir no somos lo que parecemos, entidades físicas, sino entidades de energía!

 

La física moderna dice que creamos lo que pensamos

La mayor parte de la gente desconoce que la mecánica cuántica, es decir, el modelo teórico y práctico dominante hoy día en el ámbito de la ciencia, ha demostrado la interrelación entre el pensamiento y la realidad. Que cuando creemos que podemos, en realidad, podemos. Sorprendentes experimentos en los laboratorios más adelantados del mundo lo corroboran.

El estudio sobre el cerebro ha avanzado mucho en las últimas décadas mediante las tomografías. Estos experimentos en neurología han comprobado que cuando vemos un determinado objeto aparece actividad en ciertas partes de nuestro cerebro pero que cuando se pide a la persona que cierre los ojos y lo imagine, la actividad cerebral es idéntica. El cerebro refleja la misma actividad cuando “ve” que cuando “siente”. Entonces ¿Cuál es la Realidad? “El cerebro no hace diferencias entre lo que ve y lo que imagina porque las mismas redes neuronales están implicadas. Para el cerebro, es tan real lo que ve como lo que siente”, afirma el bioquímico y doctor en medicina quiropráctica, Joe Dispenza en el libro “¿Y tú qué sabes?”. En otras palabras, fabricamos nuestra realidad desde la forma en que procesamos nuestras experiencias, es decir, mediante nuestras emociones.

En el siguiente vídeo podéis comprender cómo funciona esa energía en nuestra vida personal y a qué obedece eso que sentimos y que denominamos en lenguaje coloquial: buenas o malas vibraciones.

 

 




Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

Artículos Relacionados