Tratamientos de noche: El sueño más bello… Y reparador

mujer durmiendo

Por Carmen Salmerón y Berdejo

Que dormir embellece no es un mito, es durante la noche cuando nuestra piel se repara mejor y a más velocidad. Te contamos cómo aprovecharlo… Aunque aplicarnos una crema de día es ya un ritual establecido en nuestro cuidado personal diario, los tratamientos nocturnos se nos resisten a convertirse en costumbre. 

Sin embargo, es precisamente durante la noche cuando nuestro organismo está más receptivo e inicia su “programa de restauración” celular. Como asegura Mercedes Abarquero, responsable científica de Laboratorios Vichy, durante el día los mecanismos de la piel son fundamentalmente de defensa (pues es cuando nos enfrentamos a los agentes externos), pero “por la noche es cuando se ponen en marcha los procesos de reparación y detoxificación de la dermis”.

¿Y cómo? Durante el ciclo nocturno segregamos altos niveles de la hormona del crecimiento que juega un papel importante en la formación del colágeno y por tanto también en el rejuvenecimiento de la piel. Por ello durante la etapa del sueño profundo (entre las dos y las cuatro de la madrugada) la piel se regenera hasta tres veces más rápido que durante el día. Esto nos ofrece la oportunidad para aprovechar el momento en el que su recuperación es más eficaz impulsando esta actividad reparadora.

¿Una crema multiusos?

No. La formulación de una crema de día no tiene nada que ver con la de la noche. Si la primera incluye protección solar, en la segunda esta no se incluye pues no es necesaria. Además las cremas de día se centran en la hidratación y las de noche en la nutrición y reparación, e incluyen activos para mejorar los mecanismos nocturnos. Y mientras las texturas de los tratamientos de día son más ligeras o más rápidas de absorber para permitir la aplicación del maquillaje, las de los cosméticos de noche son más confortables y envolventes, y aportan una mayor cantidad de elementos nutritivos.

 

crema Nuxe

Crema Rostro Ultra-Reconfortante Noche Rêve de Miel de Nuxe (es.nuxe.com) 

Con miel y aceites (contiene un 90% de ingredientes de origen natural) esta crema de gran poder nutritivo y fundente, relipida, calma y repara las agresiones externas. Sin parabenos y no comedogénica.

 

 

A partir de los…

25 o 30, dependiendo del estado y la edad biológica de tu piel, es lo que señalan los expertos. Pues las pieles secas suelen necesitar un tratamiento nocturno antes que las grasas o mixtas, para mantener un nivel sano de hidratación y evitar la aparición de arrugas prematuras. Algunas cremas, sin embargo están formuladas “para mujeres que por diversas circunstancias no duermen suficientes horas en cuyo caso son productos formulados también para compensar la falta de descanso” nos asegura Mercedes Abarquero.

Weleda Crema

 

     Weleda (www.weleda.es) propone a partir de los 40 la gama de Granada en la Crema de Noche reafirmante con nutrientes procedentes del aceite de germen de trigo, apoya el proceso natural de regeneración nocturna, atenuando las arrugas, reafirmando la piel y apoyando a la renovación celular y del manto protector. La piel despierta tersa, regenerada y más elástica.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Onagra crema

 A partir de los 50, la casa ecológica alemana propone la línea basada en el Aceite de Onagra Bio, (derecha) que estimula la actividad celular de la piel y mantiene el equilibrio natural de la barrera lipídica; extracto de Centella Asiática, que activa la síntesis de colágeno, y aceite de Sacha Inchi, que contiene ácido rinoleico y activa la regeneración celular.

 

 

 

¿Y cuál me conviene?

Las pieles secas necesitan texturas ricas y untuosas preferiblemente, pero si la tienes grasa te irán mejor los fluidos y los geles. También depende de las necesidades y la edad de cada piel. Si tu prioridad es el antienvejecimiento, debes dar prioridad a los activos antioxidantes como la vitamina C y E, los frutales y los ácidos glicólicos que son los principales activos en la lucha anti edad. Si necesitas calmar y alimentar una piel poco descansada, son los ácidos glicírrico (reequilibra el cutis) hialurónico (la hidrata) y el lipohidroxiácido LHA (que favorece su exfoliación y acelera la renovación celular de la epidermis) los que más te convienen. Además, algunos antioxidantes como la vitamina C y E, al ser fotosensibles, son más adecuados para esas horas y se mantendrán más activos en la piel si te los aplicas por la noche.

 

eternal youth

Eternal Youth de Alqvimia

Crema Facial Máxima Regeneración. Crema facial de máxima regeneración que combate eficazmente los signos del envejecimiento. Además de hidratar, nutrir en profundidad, reafirma y redensifica la piel. Aplicar antes de dormir y complementar con el serum. (alqvimia.com)

 

 

 

 

 

 

 

 

Cómo aplicarla

Por supuesto, después de desmaquillar y limpiar bien el cutis. Luego retira cualquier rastro de humedad presionando suavemente el rostro con una toalla suave de algodón y aplica un toque en frente, mejillas, barbilla y cuello, y extiéndela con pequeños toques con los dedos presionando despacio. Si por la mañana te levantas sin que el producto se haya absorbido por completo estás utilizando demasiada cantidad. Pero recuerda que para cuidar tu piel no existen milagros. Nada sustituye a un estilo de vida saludable donde se evite el tabaco y una exposición solar excesiva y con la protección adecuada al foto tipo de tu piel.

ami iyok

 Ultrarich Dream de Ami Iyök (disponible en www.greenforchic.com) con aceite de sacha inchi, manteca de karité y aceite de argán, de oliva, de almendras y cera de abejas garantizan una eficaz regeneración y preparación de la piel. El incienso repara y desinflama y el bambú con cualidades drenantes y reconstituyentes aporta las propiedades necesarias para empezar el día con una piel renovada.

 

Y un último consejo: si usas serum. ¡Mejor para la noche!

Si has decidido usarlo una vez al día, mejor que sea por la noche, antes de la crema. Aprovecharás mejor su alta concentración de activos en las horas en las que la piel reactiva sus funciones de regeneración.

 




Artículos Relacionados