Científicos demuestran que cuando somos felices aumenta la materia gris de nuestro cerebro

felicidad
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

La Universidad de Kioto asegura haber hallado en qué parte se localiza la felicidad dentro del cerebro o al menos cuáles son sus efectos en el mismo.

En los resultados obtenidos pudieron apreciar que las personas que disponen de una masa más grande de materia gris, en una zona localizada de una región del cerebro, presentan niveles de felicidad mayores que el resto de grupos analizados. Este área del cerebro recibe el nombre de precuneus, y está situado en ellóbulo parietal medial, que se activa cuando las personas son felices. Mediante resonancias magnéticas localizaron las formaciones neuronales para observar cómo éstas inciden sobre la felicidad y saber dónde se localizan.

El profesor Wataru Sato, autor principal de la investigación, afirma que incluso la materia gris se puede incrementar a través del ejercicio de la meditación, donde este presenta buenos indicadores para la salud mental y la felicidad en el ser humano.

«A lo largo de la historia, muchos eruditos eminentes como Aristóteles han contemplado qué es la felicidad, estoy muy feliz porque ahora sabemos más sobre lo que significa ser feliz.» Afirmó Wataru Sato.

Las personas sienten emociones de diferentes maneras; por ejemplo, algunas personas sienten felicidad cuando reciben elogios. Psicólogos han descubierto que los factores emocionales y la satisfacción de vida en común, constituye la experiencia subjetiva de ser «feliz».

Muchos estudios han demostrado que la meditación aumenta la masa de la materia gris en el precuneus. Esta nueva visión sobre dónde ocurre la felicidad en el cerebro será útil para el desarrollo de programas de felicidad basados en la investigación científica.

Las investigaciones permitieron observar que los niveles de masa gris en el cerebro se agrandan de forma considerable cuando las personas son más felices, y pudieron incluso observar que este tipo de área presentaba mayor actividad en aquellas personas que reconocían sentirse satisfechas con su vida. Para comprender estos resultados, los investigadores pidieron la colaboración de las personas a través de encuestas para conocer los niveles de felicidad, así como las diversas emociones y sensaciones que experimentaban.

Una vez obtenidas las respuestas, contrastaron los resultados con lo que realmente ocurría en el cerebro, a través de un escáner cerebral. De esta manera pudieron determinar que la felicidad deriva en una serie de emociones positivas que son percibidas por el precuneus. Los investigadores, expertos en psicología, pudieron comprobar como la mezcla de diversos factores emocionales junto con un buen nivel de satisfacción general , representa la vivencia subjetiva y personal de la felicidad en nuestra vida, donde este tipo de investigaciones se muestra especialmente relevante para comprender como lo que experimentamos influye en las conexiones neuronales.

 

 




Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

Artículos Relacionados