Cómo combatir la candidiasis intestinal de forma natural

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

 

La cándida albicans es una parte natural de la flora intestinal, pero puede convertirse fácilmente en una infección cuando una persona tiene un sistema inmunológico debilitado o cuando los antibióticos eliminan las bacterias benéficas de nuestro organismo o flora. En estas situaciones, la levadura que suelen consumir los probióticos (la bacteria buena) no se controla y crece fuera de control, algo que los médicos notaron en los primeros días del VIH.

 

Comúnmente mal diagnosticados o mal tratados, las infecciones por hongos se encuentran típicamente en la garganta, la vagina o el tracto digestivo.

¿Cuáles son los síntomas de la candiasis y candiasis intestinal?

Los síntomas incluyen manchas blancas en la boca o garganta; picazón, ardor y secreción vaginal; y distensión abdominal crónica o gases dolorosos.

Citamos algunos síntomas.

Síntomas de la candidiasis intestinal:

  • Dolor abdominal
  • Gas e hinchazón
  • Diarrea
  • Flatulencia


Síntomas de la candidiasis en todo el organismo:

  • Infecciones por hongos en la piel y las uñas, como hongos en los pies o las uñas de los atletas
  • Sentirse cansado y agotado, o sufrir de fatiga crónica o fibromialgia
  • Problemas digestivos, como hinchazón, estreñimiento o diarrea
  • Enfermedades autoinmunes como la tiroiditis de Hashimoto, la artritis reumatoide, la colitis ulcerosa, el lupus, la psoriasis, la esclerodermia o la esclerosis múltiple
  • Dificultad para concentrarse, falta de memoria, falta de concentración, TDA, niebla mental
  • Problemas de la piel como eczema, psoriasis, urticaria y erupciones cutáneas
  • Irritabilidad, cambios de humor, ansiedad o depresión.
  • Infecciones vaginales, infecciones del tracto urinario, picazón rectal o picazón vaginal
  • Alergias estacionales severas o picazón en los oídos
  • Antojos de azúcares fuertes y carbohidratos refinados.

Los enfoques holísticos pueden reducir las posibilidades de un crecimiento excesivo de la levadura, manteniendo la cándida bajo control.

Se trata más de cómo equilibrar la ecología del cuerpo para que el cuerpo ya no sea un huésped favorable para el crecimiento excesivo de cándida. Cuando se ve de esa manera, las posibilidades de un tratamiento exitoso aumentan exponencialmente.

El tratamiento natural es un cambio de estilo de vida, no solo una solución rápida, sino que supera a los medicamentos recetados. Los enfoques no holísticos tienen resultados muy pobres.

Remedios naturales recomendados para la candidiasis intestinal

  1. Dormir Mantener un sistema inmunológico saludable significa descansar lo suficiente en un horario regular.
  2. Comer más sano. Evitar los azúcares refinados y los carbohidratos promoverá una recuperación más rápida de una infección, ya que los azúcares alimentan el crecimiento de cándida. Deshágase del alcohol y la harina blanca hasta que el cuerpo recupere su ecología interior. Agregue grasas saludables como el aceite de pescado, la mantequilla cruda orgánica y el aceite de coco virgen extra, que reducen el crecimiento de bacterias. Aumente el consumo de fibra con vegetales de hojas verdes oscuras, que promueven la función digestiva.
  3. Ponte en movimiento. El ejercicio aumenta los niveles de energía, el estado de alerta mental y los sentimientos de bienestar, y ayuda a combatir la fatiga causada por la cándida. Aún mejor: el ejercicio aeróbico requiere grandes cantidades de oxígeno que privan a las células de la levadura y matan el crecimiento de la cándida. Correr, bailar, nadar y andar en bicicleta son buenas formas de ejercicio que ayudarán a limpiar tu cuerpo de crecimiento excesivo de cándida.
  4. Ir al baño de forma regular. Es posible que desee aumentar su número de movimientos intestinales. Sin la excreción, los microbios muertos permanecen estancados en el cuerpo, haciendo imposible que los antifúngicos y los probióticos hagan su trabajo, lo que detiene el tratamiento por completo. El consumo de fibra, magnesio y abundante agua, la colocación de paquetes de aceite de ricino en el abdomen y los enemas de colon son algunas de las cosas que puede probar.
  5. Añadir los probióticos. Agregar probióticos, que están en yogur, kéfir, miso y productos de soja, a una dieta de limpieza de cándida aumentará las bacterias beneficiosas y combatirá la infección. Las bacterias buenas comen levadura y devuelven al cuerpo un equilibrio de pH saludable. Puedes optar a integrar en tu dieta probióticos naturales completos como Emo Body o Emo Body Chufa.
  6. Añadir antifúngicos más tarde. Después de haber incorporado estos otros consejos en su rutina de salud, es hora de agregar antifúngicos naturales, como pau d’arco, aceite de orégano, ácido cáprico (que se encuentra en el aceite de coco) y ajo.
  7. Tratamiento detox profundo: Sólo con una limpieza profunda del intestino y la sangre se puede devolver al cuerpo el equilibrio de microorganismos. Para esto es necesario, eliminar contaminantes de la sangre y el cuerpo. Eliminar los nidos de cándidas y hongos camuflados en la sangre y limpiar los depósitos intestinales para después regenerar la flora bacteriana. La combinación de InfoEMO, zeolita y Emo Body es óptima para lograrlo.

Tratamiento de la candidiasis intestinal

Para tratarla con éxito, debe seguir una serie de pasos simultáneamente para asegurarse de que el exceso de cándidas no tenga consecuencias graves.

Una vez más, ante todo, debemos aislar qué especies tienen un crecimiento excesivo con pruebas de diagnóstico para que podamos equilibrarlas con tratamientos adecuados.

Dieta para la candidiasis

  1. Qué no tomar: evite el azúcar, la levadura, los champiñones, el alcohol, el vinagre, el trigo, los productos de harina blanca. El azúcar es la fuente de combustible de la levadura, es decir, los alimentos ricos en azúcar y carbohidratos refinados, incluidos los azúcares concentrados, los refrescos, el alcohol, los dulces, frutas muy dulces, los productos de harina blanca y los productos que contienen levadura. Estos cargan al sistema inmunológico que está sobrecargado y luchando para superar la infección de la levadura, también alimentan a las bacterias. Reemplácelos con alimentos integrales que sean ricos en carbohidratos complejos y micronutrientes, como vegetales, legumbres bien cocidas, nueces y semillas enteras y proteínas como huevos, carnes orgánicas o sin antibióticos.
  2. Usar hierbas antimicrobianas dirigidas a la cepa correcta y alimentos como el ajo, la cebolla, el tomillo, el sello de oro, el ajenjo, el diente de león, el andrographis, el ruibarbo y el pau d’arco, ya sea en la dieta o como suplemento. . La mayoría de estas hierbas también son antiparasitarias, antibacterianas y también protegen el hígado.
  3. Reintroducir la flora intestinal beneficiosa tomando un suplemento probiótico de buena calidad.
  4. Mejore el sistema inmunológico al comer grandes cantidades de frutas y verduras frescas, nueces, semillas, granos enteros, pescado, alimentos amargos, jugo de limón, jugos de vegetales: suplementos como la equinácea, la hoja de olivo, la vitamina C y el ajo.
  5. Repare la integridad de la membrana gastrointestinal normal y cure el “síndrome del intestino permeable” (que puede resultar de la inflamación causada por la infección) con alimentos ricos en glutamina como el apio, las espinacas, las hojas de diente de león, la lechuga, el perejil, las coles de Bruselas y las zanahorias.

Consejos de dieta

  • Aumentar la ingesta de agua para limpiar los riñones y las entrañas de desechos y acidez. Introduce tés de hierbas para aumentar tu ingesta de agua y limpiar la digestión. Los tés como la menta, el jengibre, la equinácea, el limoncillo y el hinojo son ideales
  • Aumente la cantidad de ajo y cebolla en su dieta, ya que son antimicrobianos debido al contenido de azufre. También incluya jengibre y chile en la dieta, ya que son beneficiosos para estimular la digestión y la limpieza y combatir la infección.
  • Tome un jugo de vegetales cada día, como zanahoria, apio, jengibre…

Tratamiento natural de las cándidas camufladas:

Si queremos tener éxito en la cura de la candidiasis intestinal y candidiasis generalizada en todo el organismo, además de todos los consejos sugeridos es de vital importancia eliminar los nidos de cándidas camuflados en la sangre.

El Médico Naturópata Eckehard Scheller descubrió la capacidad de las cándidas de camuflarse, incluso al sistema inmune y acceder a la sangre y a todo el organismo. Este fenómeno tiene lugar cuando se ven atacadas por los antibióticos. De esta forma camuflada forman nidos en la sangre, atrapando metales pesados, contaminantes que les ayudan a formar el microclima ácido que necesitan en el interior del nido y van creciendo y multiplicándose por todo el cuerpo.

Para lograr un tratamiento efectivo para la candidiasis hay que eliminar primero los nidos de cándidas camufladas mediante un tratamiento de InfoEmo que informa al sistema inmune de la existencia de este fenómeno para que empiece a disolver estos nidos. Una vez disueltos estos nidos de cándidas camufladas se utiliza zeolita para expulsar del cuerpo las toxinas, contaminantes y metales pesados que han quedado liberados al ser eliminados los nidos. De esta forma se puede abordar con éxito la candidiasis.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

Artículos Relacionados