Despedirse y ritos funerarios

luna llena

Con este artículo terminamos esta serie dedicada al duelo, podéis ver el artículo anterior aquí . ¿Qué es despedirse? Despedirse en nuestros encuentros, es simplemente reconocer el dolor que nos produce la separación de alguien o de algo con quien hemos compartido un vínculo en nuestra vida. Hablamos de compartir un vínculo sin adjetivar, ya que, aunque la relación no haya sido buena siempre, el pensamiento de relación perfecta es infantil, habrá sido enriquecedora. Es también un gran paso hacia la reconciliación para ambos y una gran ayuda para que quien nos deja se vaya en paz.

Reconocer lo bueno y lo malo de una relación es una oportunidad para mejorar nuestro autoconocimiento a cualquier nivel y un gran ejercicio de la humildad de la que tanto carece nuestro mundo. En este proceso de despedida con el otro conoceremos y aceptaremos nuestras cualidades y defectos enriqueciéndonos de tal modo que podremos conseguir nuestros objetivos de vida con mucho más autoconocimiento.

Analizar un cambio laboral te hará replantearte tu preparación y formación, tu situación, tus habilidades, tu sector de trabajo y hasta tu modo de interactuar con tu entorno laboral y personal.

Las despedidas no son siempre dolorosas, podemos pensar. Si cambiamos de trabajo para mejorar, si vamos cumpliendo años (hasta cierta edad) si el cambio es a mejor vivienda o automóvil, si resolvemos un conflicto importante, a nivel de empresa o personal solemos celebrarlo. En estos casos solo festejamos la ganancia, como hemos repetido tantas veces, y se nos olvida siempre despedirnos o dar las gracias a lo que dejamos ya que gracias a ello hemos podido llegar a la nueva situación que tanto anhelábamos. Sea cual sea la experiencia vivida ha sido un puente que hemos cruzado para llegar donde estamos.

Despedirnos de seres queridos nos parece y es realmente comenzar un proceso de duelo con vínculos emocionales mucho más fuertes y con la persona estimada, si somos personas mínimamente dependientes aún se nos hace más difícil.

Se puede hacer una despedida en vida con la persona que nos deja si estamos preparados a vencer el miedo al adiós. Compartir esta vivencia requiere una serenidad y un valor importantes, tan importantes como la tranquilidad y satisfacción que nos invadirá cuando dicha persona ya no esté con nosotros físicamente. Juntos habremos ordenado nuestras vidas y nuestros recuerdos, si no había testamento o se quiere hacer algún cambio en él lo comentaremos juntos, seremos testigos de su Testamento Vital y los encargados de que se cumplan sus últimas voluntades y podremos preparar un ritual de despedida acorde a sus creencias y deseos.

El Covid-19 ha provocado que muchas personas hayan muerto sin la atención y despedida de sus seres queridos, han sido atendidos y acompañados únicamente por el personal sanitario. De las personas que se han ido no podemos ocuparnos, evidentemente, es el que queda quién siente el dolor de no haberlos acompañado hasta el final.

Hay varios modos de poder despedirse de los seres queridos si no lo hemos podido hacer en su momento. Podemos coger una de sus fotos y decirle adiós, podemos escribirle una carta íntima, donde expresar todo aquello que hubiéramos querido decirle en persona, nos irá bien hacerlo para darnos cuenta de la realidad vivida y de que nuestra vida va a cambiar por esta pérdida.

Lo importante de despedirnos es poder expresar nuestros sentimientos por la persona u objeto perdidos. Es un trabajo personal e intransferible en el cual podemos expresar emociones y pensamientos de todo tipo sin autoengaño, temor y vergüenza. Es gratificante y sanaremos mejor nuestra herida emocional.

portugues

 

En los casos de pandemia, accidente y guerra se pueden hacer despedidas a través de plataformas on-line donde nos comunicaremos con familia y amigos del difunto para unidos recordarle. Se puede organizar un ritual adecuado a sus creencias de vida o religiosas, con presencia de flores, velas o fotos que harán presente a la persona que despedimos.

No es absolutamente necesario hacer un funeral tras los días de su muerte, siempre es un buen momento para el recuerdo hacia ella por lo que podemos también optar por encontrarnos cuando sea posible con las personas que deseemos y conmemorar el dia que se fue. Si para los que se quedan es importante el hecho de hacer el funeral no caigamos en el error de creer que no es acertado o por vergüenza olvidarnos de reunirnos con las personas que lo aman y pensemos también que las demostraciones externas de cariño nos ayudan a elaborar mejor nuestra pérdida.

Siempre podemos hacer una despedida íntima en casa si no necesitamos hacerla socialmente. Durante el proceso de duelo nos estamos despidiendo cada dia al ver sus objetos, escuchar su canción u oír sus palabras y es lo que nos ayuda a entrar a la realidad de la pérdida, vivirla para incorporarla en el lugar que corresponde ahora y seguir viviendo nuestra vida. Vida que será dolorosa en un principio y que poco a poco se convertirá en una de nuestras experiencias más importantes que hayamos vivido y nos dará la libertad de reconstruirnos como personas con un autoconocimiento ampliado.

raices

 

Lo único que nos separa de la muerte es el tiempo

Ernest Hemingway

 

Recomendaciones                              

https://aprimariavsg.com/aprimariavsg/es/documento-de-voluntades-anticipadas/Musica-

Música-https://www.youtube.com/watch?v=hE6CsyWv8Zs

Música- https://www.youtube.com/watch?v=zYa4T4V4I_

Pelicula-https://www.filmaffinity.com/es/film968473.html

Los ritos funerarios

ritos funerarios

 

Llamamos ritos funerarios a las reuniones y prácticas de personas allegadas a un difunto en el momento de su partida. Si nos referimos a rituales religiosos es evidente que cada religión tiene lo suyos y según lo creyentes, de dichas religiones, que sean sus practicantes los rituales serán más o menos rigurosos.

Hace años que en occidente se celebran rituales de despedida sin ninguna connotación religiosa, se acompaña a la persona estimada en una ceremonia en la cual se recuerda su vida, se hacen lecturas que hagan referencia a sus preferencias literarias o a su personalidad, se oye su música más apreciada, sus flores preferidas y todo aquello que haga personalizar nuestro recuerdo hacia ella.

Compartimos nuestra tristeza por el dolor de la pérdida con familia y amigos recordando las vivencias que nos unían a la persona que estamos despidiendo, los más allegados encuentran apoyo en estos primeros momentos.

Podemos expresar nuestros sentimientos abiertamente y con la confianza de que somos comprendidos y cuidados en nuestra nueva situación de vida. Nos permitimos también cuidarnos a nosotros mismos en esta situación sobre todo si somos personas poco emotivas.

Los rituales funerarios son muy importantes para procesar el duelo ya que es el primer encuentro donde estaremos sin la persona que amamos.

Es importante ver al difunto, quizás nos sea difícil, aunque es el modo de darnos cuenta de lo que estamos viviendo y confirmar sensorialmente que no lo volveremos a ver.

Conocemos la famosa frase de Prefiero Recordarlo Vivo, esta  frase es el principio de la negación de lo que vivimos en estos momentos que es la pérdida de la persona amada y no nos facilita en absoluto un buen proceso de duelo ya que la negación no es más que la protección que usamos para no ver la realidad de esta pérdida vital.

Si realmente creemos que ver dos días al difunto va a borrar los años de vida compartidos tendremos que plantearnos el vínculo y relación que nos unía y cuidarnos con un buen acompañamiento de duelo, ya que podemos hacer un duelo patológico por vivir en una fantasía.

Volvemos a no querer ver la realidad de la vida, la que tan habitualmente no queremos reconocer como hemos dicho en otras ocasiones.

Que vamos a morir es la única verdad segura que tenemos en nuestras vidas.

Cuando el dolor se haya atenuado hay muchas posibilidades de que lamentemos no haber querido ver al difunto sobre todo si ha muerto a causa de una larga enfermedad, ya que él ha dejado de sufrir y eso nos hace sentir una gran paz interior a pesar del dolor que experimentemos.

muerte

 

Más que preguntarle, le permito que me hable. Soy el oyente último del relato de su vida solitaria. Josep

Recomendaciones

Lectura-https://www.ecofuneral.es/articulos/memoriales-en-linea

Lectura-https://www.ecofuneral.es/articulos/ritos-funerarios-mundo

Lectura-https://rua.ua.es/dspace/bitstream/10045/1040/1/culturacuidados_14_05.pdf

file:///C:/Users/Isa/AppData/Local/Temp/%7B911F9517-90EA-4672-868D-D2915EDD9634%7D/61501-Text%20de

Pelicula- https://www.filmaffinity.com/es/film509716.html

Música-https://www.youtube.com/watch?v=nBRpF7JvQCs

Meditación-https://www.youtube.com/watch?v=1c7nvPWRzKQ

isabelfandos

Por Isabel  Fandos

 Experta en procesos de duelo

·Enfermera clínica/Terapeuta Gestalt/Máster PNL

·Para consultas:  Isa@cc3puncat>

·Para más info www.cc3puncat  (Concienciar, conocer, cambiar)

 

Artículos Relacionados