“Cada átomo de nuestro cuerpo vino de una estrella que estalló”, el físico L. M. Krauss

atomos_estrellas.jpg
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

Ser parte de estrellas que han explotado, esa parece ser nuestra realidad material última o al menos así lo ha manifestado Lawrence M. Krauss, Doctor en Física Teórica por el Massachussets Institute of Tecnology y Director de la Origins Initiative en Arizona State University en la actualidad. 

Krauss nacido, el 25 de mayo de 1954, es uno de los grandes de la física teórica de nuestro tiempo, con más de 300 publicaciones científicas, varios libros publicados y autor de numerosos artículos de física y astronomía.  En su último libro en castellano, Historia de un átomo (Laetoli, 2005) habla de la fascinación que le produce el Universo.

Hoy traemos a Tu Nueva Información al brillante investigador americano porque hay una afirmación suya realmente bella entre las muchas teorías y problemas con los que debe lidiar a diario este profesor universitario y es la que sigue.

«Cada átomo en tu cuerpo vino de una estrella que estalló. Y, los átomos en la mano izquierda probablemente provienen de una estrella diferente que los de tu mano derecha. Es realmente la cosa más poética que sé de la física: todos son polvo de estrellas” -dijo en 2009 en una de sus conferencias. 

“Tú no podrías estar aquí si estrellas no hubieran estallado, porque los elementos – el carbón, el nitrógeno, el oxígeno, el hierro, todas las cosas que importan para la evolución – no fueron creados al principio del tiempo. Fueron creados en los hornos nucleares de estrellas y la única manera para que terminaran en tu cuerpo es si esas estrellas fueron suficientemente amables para estallar”-añadió-

El científico, muy cercano y dispuesto a dar charlas a diferentes colectivos de profesionales ha dicho que “las grandes cuestiones de la física hoy día, según su criterio, son tres: la energía oscura; si podemos reconciliar los agujeros negros con la mecánica cuántica; y si existen dimensiones extra en nuestro universo. De las tres, la energía oscura es el mayor misterio de la ciencia”.

El gran misterio por desvelar lo formula así: “Si tomamos un trozo de universo y quitamos las partículas y la luz, si no dejamos nada, lo que queda es esa energía. Es algo totalmente incomprensible. Y se hace aún más extraño al descubrir que ésta es la energía dominante en el universo. Suprimamos estrellas, galaxias, planetas, humanos, extraterrestres… y sólo eliminaremos el 1% de toda la energía que hay en el universo”.

Remata diciendo “En definitiva, no somos más que un poco de contaminación. Otro 30% es algo que se llama materia oscura, la componente que domina la masa de las galaxias, pero no brilla y no sabemos lo que es. Creemos que se trata de un nuevo tipo de partícula elemental. La energía restante, casi un 70%, es la energía oscura, la energía del espacio vacío”.

Grandes retos de la ciencia por desvelar.


+info: https://www.facebook.com/pages/Lawrence-M-Krauss/54809333509


 
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

Artículos Relacionados