Los bañadores en las niñas: ¿cómo de importantes son?

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

Ahora que se va acercando el buen tiempo, llegan las primeras escapadas a la playa, o a la piscina. Las niñas pronto querrán estar en remojo, y para ello es muy importante que lo hagan con trajes de baño adecuados. Hoy en día existen gran variedad de modelos como braguitas, bikinis o culottes, disponibles en tiendas especializadas y portales online como Condor shop. Encontrar bañadores para niña baratos y de calidad ya no resulta tan complicado como hace algunos años.

Cuando surgieron los primeros trajes de baño

Los primeros trajes de baño surgieron a mediados del siglo XVIII en Inglaterra, de la mano de la Reina Victoria. Esta, veraneaba en la Isla de Wight durante el verano. Allí, en Osborne House, la Familia Real descubrió los baños de mar. A partir de ahí, la clase alta copió la costumbre, que se fue instalando poco a poco, en principio compuesto por medias, faldas y zapatos.

Realmente, el traje de baño se instaló definitivamente cuando comenzó a surgir la necesidad de nadar, y no solo remojarse. Eran necesarias prendas ligeras, que fuesen lo más cómodas posibles, por lo que entre 1912 y 1915 surgieron las prendas más livianas.

Durante los años 20, las mujeres más liberadas conocidas como flappers, entre las que se incluía Coco Chanel, crearon conjuntos de baño compuestos por pantalones cortos y camisas ajustadas para disfrutar de la playa.

Fue en los años 30 cuando apareció el primer bañador de pieza única. Una de las pioneras fue la actriz Joan Crawford. La femme fatale del cine en esa época, fue fotografiada usando bañadores que resaltaban su figura.

En 1946, otra popular actriz, Rita Hayworth, introdujo la novedad de dos piezas. La protagonista de Gilda, usó los primeros bikinis, aunque fue duramente criticada por los rígidos códigos morales de la época.

No fue hasta los años 60, en la época de la liberación sexual, cuando las mujeres comenzaron a llevar bikinis, no obstante, las niñas continuaron usando trajes de baño completos.

A día de hoy, las niñas más bebés suelen usar una braguita. Cuando cumplen los 5 o 6 años, comienzan a ser más conscientes de la moda y su cuerpo por lo que les empieza a gusta usar bikinis o bañadores.

Cabe mencionar una polémica que hubo hace unos años cuando una tuitera gallega publicó en sus redes sociales el sujetador con relleno de un bikini que le habían regalado a su hija de 5 años.Esto desato las críticas en las redes y el fabricante recibió muchos ataques.

La elección del bañador de las niñas debe ser una elección meditada teniendo siempre en cuenta la edad de la niña y su comodidad. Las piezas deben ser confortables y de buen tejido para que impidan la absorción de los rayos uva.

Si es posible, se aconseja escuchar la opinión de las niñas. Estas tienden a escoger sus trajes de baño por sus colores favoritos. Expertos señalan que permitir a los hijos escoger su propia ropa es fortalecedor para su autoestima y personalidad. En la etapa de la infancia, las niñas desarrollan su creatividad y cómo vestir es parte de ella, incluida la indumentaria para ir directas al agua.

Ya han transcurrido siglos desde que las personas descubrieron el placer y los beneficios de meterse en el agua. Nadar se ha convertido en una necesidad vital y las más pequeñas de la casa aprenden a nadar cada vez más temprano. Encontrar el bañador adecuado hará que puedan zambullirse a gusto y disfruten a tope de uno de los grandes places de la vida, ¡la natación!

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

Artículos Relacionados