Medicina Tradicional China Alimentos de Verano

Alimentos_verano.jpg
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

 

El elemento FUEGO en la Medicina Tradicional China se corresponde con el VERANO y está representado por el CORAZÓN y el INTESTINO DELGADO. La energía del corazón dirige la actividad mental y emocional. Si la actividad del corazón es saludable, la mente es firme y estable, y el pensamiento es claro y vivo, mientras que la sensibilidad y las reacciones son normales. Cuando el corazón se altera o está débil, hay desorganización del pensamiento, mente confusa, mengua la sensibilidad y las reacciones.

En el corazón se asienta el sentimiento más hondo del ser humano de ahí que se relacione con el amor y los sentimientos sublimes. La lengua es la puerta del corazón con el exterior, su sabor es lo amargo, su secreción el sudor, su sonido es la risa, y su emoción la alegría.

BUENOS HÁBITOS

Es de suma importancia entender y modular los hábitos en esta época; es evidente que necesitamos más distensión, más líquido y menos comida. En esta línea, podemos entender que la comida en verano necesita ser más ligera, con más alimentos crudos, ensaladas, alimentos más frescos y no muy cocinados ni horneados, comida más colorida y en menos cantidad Los ciclos de la naturaleza nos enseñan que es necesario estar atentos a lo que pasa y adaptarnos a cada estación. De esta forma podemos desarrollar una actitud de alegría, de calma interior, de calidez y amor y de simpatía; o bien, una actitud de hiperactividad, superficialidad, hablar demasiado, de excesiva fogosidad o pasión y de demasiada emotividad.

Por tanto, desde esta perspectiva, la adaptación al entorno nos enseña si estamos o no actuando acorde con el exterior. La salud no es sólo estar en armonía con nosotros mismos sino con el entorno. La vida es dinámica y cambiante.

ESTADO DE NUESTRO ORGANISMO

Esta estación comienza en el momento del solsticio, 21 de junio, y representa la máxima plenitud. Es la estación en que los seres vivos se encuentran en esplendor. A nivel el orgánico encontramos que es un buen momento para realizar terapias que se relacionen con la circulación sanguínea, ya que el corazón se encarga de nutrir este sistema.

Los meridianos de acupuntura, por donde se realiza nuestra circulación energética, rebosan de energía en este periodo; es decir, el cuerpo se prepara para la próxima estación: el otoño. Si esta circulación energética no funciona correctamente nuestro cuerpo puede estar debilitado para afrontar el próximo periodo.

¿Qué alimentos y plantas favorecen la energía del Movimiento Fuego, Corazón e Intestino Delgado?

Es el momento de tomar alimentos de naturaleza fría, fresca y neutra: Sandía, melón, albaricoque, pera, melocotón, ciruela, cerezas tomate, pimiento rojo, remolacha, pepino, espárragos. De sabor amargo: centeno, alfalfa, escarola, endivia, amaranto, quinoa, apio, lechuga, mijo, alcachofa, achicoria, aceituna, piel de limón, hojas rábano, cebolleta, nabo, semillas de girasol, sésamo, calabaza o lino, malta de cebada, cacao o café, crea energía descendente y su naturaleza es fría.

Se recomienda tomar infusiones de plantas que favorezcan la circulación Té verde, té negro, menta, diente de león, genciana, vid roja, hamamelis, castaño de indias, rusco, arándano, grosellero negro, ginkgo.

Taryn García
Naturópata
Experta en Medicina Tradicional China, acupuntura y dietética energética
 
 
 
 




Cápsulas de Ajo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

Artículos Relacionados