Robert Marchand un ciclista centenario que bate records

Robert_marchand.jpg
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

Su nombre es Robert Marchand y su edad 102 años con los que desafía la ley de la longevidad. Además de mantenerse en plena forma y subirse a la bicicleta para practicar su deporte favorito, lo cual ya sería un prodigio, no para de batir sus propios records.

El centenario Marchand en febrero de 2012 hizo 24,251 Km sobre una pista en una hora, estableciendo un record especialmente creado para él. En septiembre hizo 100 Km a más de 23 Km/hora. La nueva tentativa será en poco tiempo y deberá alcanzar los 25 Km/hora. Según hemos podido saber el desafío tendrá lugar muy pronto.

La pasión por el ciclismo de este ciudadano francés que reside cerca de París viene desde la adolescencia, con 14 años tomó parte en su primera carrera y lo hizo con nombre falso pues era muy joven para ser admitido en una competición deportiva. “No fumo y no puedo decir que haya sido un bebedor, mi único exceso ha sido el trabajo. Me retiré cuando tenía 89 años» -comenta Marchand con naturalidad ante la sorpresa que causa.

¿Cuál puede ser el secreto de esta sorprendente naturaleza?

Dicen quienes le conocen que tiene una extraordinaria motivación y energía y que cuando se le mete una idea en la cabeza no hay quien lo detenga. Su físico juega a su favor porque mide 1.51 m de estatura y pesa 51 Kg y, efectivamente, nada le detuvo cuando impuso el record de la hora, consiguiendo 24 kilómetros 251 metros en el velódromo del Centro Mundial de Ciclismo de la UCI en Aigle (Suiza), que tiene pista de madera cubierta y 250 mts de longitud. Al terminar su hazaña, el menudo Marchand bajó de su bicicleta tranquilamente y declaró “No me interesa ser un campeón. Yo solamente quería hacer alguna cosa para celebrar mis cien años de vida”.

Robert Marchand nunca fue ciclista profesional. Además de la pasión por este deporte, conoció otras experiencias: Mensajero en los difíciles años de las guerras, monitor de gimnasia en el cuerpo de bomberos de París, 8 años en Venezuela como conductor, tres en el Canadá como panadero .Con memoria envidiable recuerda otros deportes que practicó cuando era más joven y se refiere al boxeo, la gimnasia (de la que fue campeón francés), y las pesas de las cuales reconoce que era un practicante con dudas, “o de lo contrario habría sido un gran campeón”.

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

Artículos Relacionados